viernes

Hövding el airbag para ciclistas

Que lo sepas, no significa que lo hagas. Porque sino, cada vez que te subes a tu bicicleta es que ni lo pensarías. Y lo haces. Te autoconvences de que el trayecto es muy corto, como si las cosas sucedieran a partir de un determinado kilómetro. Hoy, ¿qué era? ¿el peinado?, ¿la música de tus cascos? Protegerte debería ser un acto reflejo, pero la verdad es que la sensatez cede terreno a las excusas. Para combatir esto, que es tan humano, dos diseñadoras industriales suecas crearon el casco invisible Hövding. Que te protege tanto como el rígido, sólo que lo hace con más estilo.



Hövding comenzó en 2005 como una tesis de maestría por los dos fundadores Anna Haupt y Terese Alstin, que en ese momento, estaban estudiando Diseño Industrial en la Universidad de Lund.
La idea de desarrollar un nuevo tipo de casco para ciclistas fue una respuesta a la introducción de una ley sobre el uso del casco obligatorio para los niños hasta la edad de 15 años en Suecia, lo que desencadenó un debate sobre si los cascos de bicicleta debe ser obligatorio para los adultos también. Anna y Terese vieron su tesis de maestría como una oportunidad para averiguar si sería posible desarrollar un casco de ciclista seguro y que la gente estuviese dispuesta a utilizar.



Hövding lleva unos sensores que se activan en cuanto detectan un cambio brusco de velocidad o de ángulo. Se infla en 0.1 segundos haciendo de escudo protector de tu cráneo, cuello y mandíbula. Así que cubre mucho más que los cascos tradicionales.


Al subirte en la bicileta, sólo tienes que abrocharlo correctamente para que se encienda. Escucharás un pitido y sus LEDs se encenderán para mostrarte el nivel de carga de su batería de litio. Entonces quiere decir que Hövding está listo para protegerte. Y como detalle técnico adicional, cuenta con una especie de “caja negra” que registra tus movimientos antes y durante el golpe.




Los fabricantes dicen que muchos cascos de bicicleta actuales apenas cumplen con la normativa europea, sin embargo a Hövding se le han realizado las pruebas más exigentes planteadas por la normativa europea de seguridad, por lo que es tres veces más seguro que los cascos tradicionales.

Explican que usando su casco inflable, el riesgo de lesiones fatales en la cabeza como consecuencia de accidentes puede reducirse a casi cero. Su casco es mucho mejor, según ellos, si todos los fabricantes tuviesen que pasar todas las pruebas que fueron hechas con Hövding, entonces todos los otros cascos de bicicleta estarían obsoletos.



El uso del casco, al igual que el airbag de los coches, sólo funciona una vez, después deberemos tener una compañía de seguros, o bien la que compañía del contrario, en caso de accidente producido por terceras personas, nos cubra la sustitución. El precio es de  399 euros. Si comparamos con un buen casco de los tradicionales, no es excesivamente caro si tenemos en cuenta que te puede salvar la vida.

De una manera u otra creemos que el uso del casco en bicicleta, bien sea por deporte, o como nuestro medio de transporte para acudir al trabajo, es necesario y vital para nuestra seguridad. Así que ya sabéis, o casco convencional, o para las/os que cuidáis más vuestra imagen Hövding es tu casco.

Su comercialización es online a través de su web oficial www.hovding.com



Si te gustó este post, compártelo, gracias



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...