jueves

CRIOTERAPIA, la recuperación de hielo. Enric Baltà

Es habitual entre los jugadores de rugby, baloncesto, los ciclistas y en otras disciplinas deportivas.


Pero la crioterapia, que consiste básicamente en la exposición del cuerpo a temperaturas heladas, no es exclusiva de una élite y hoy su aplicación está muy generalizada entre los atletas aficionados.

El cuerpo humano es como un coche de competición que necesita un servicio completo después de una carrera. También necesita un servicio para dejarlo listo para el siguiente día, la próxima carrera, el próximo partido .

La razón es que, en términos simples, los "baños de hielo" y las criosaunas ayudan a los músculos, tendones, huesos, nervios y muchas otras partes del cuerpo humano a recuperarse después de una exigente sesión de el cuerpo humano".

"La mejor manera es con la ayuda del organismo. Con el frío los vasos sanguíneos, que son los que llevan oxígeno a los tejidos, eliminan las impurezas que genera el cuerpo como el ácido láctico, que hace que los músculos no funcionen correctamente y que se produzca fatiga y cansancio en general".


Cuando una persona se sumerge en un baño de hielo, de agua fría o se somete a una criosauna durante 5 o 10 minutos, eso causa que los vasos sanguíneos se contraigan y drenen la sangre de tus piernas. Eso hace que las piernas se enfríen y se entumezcan.

En el momento que se sale del agua, las piernas requieren de sangre "nueva o limpia" que vigoriza los músculos con oxígeno, saca el ácido láctico y ayuda a las células a funcionar mejor.

"Entre los fines terapéuticos de la crioterapia se encuentran la disminución de la temperatura corporal y la inflamación, así como sus posibles efectos beneficiosos sobre la circulación, porque al tratarse de un vasoconstrictor, favorece la reducción del dolor y colabora en la aceleración del proceso de recuperación en caso de lesión"


Enric Balta


Si te gustó este post, compártelo, gracias



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...